NK14. Trondheim-Åndalsnes. ¡Llueve!

 SMR_20140818_Nordkapp_374

Observar los mapas barométricos. Estudiar los de precipitaciones. Temperaturas en altura, humedad relativa, isobaras por aquí, vientos por allá… Había mirado mis dos o tres webs meteorológicas de cabecera antes de salir esta mañana del hotel. Incluso había mirado por la ventana. Y solemnemente dicté mi veredicto:

– Llueve.

Sí, escueto pero certero. Quizá no hubiera hecho falta más que mirar por la ventana, pero los aprendices de meteorólogo somos así. Necesitamos datos, datos y más datos. Relojes con barómetro, aplicaciones en el Iphone, webs a mansalva… Y es que yo de mayor quiero ser Mario Picazo. Por lo de hombre del tiempo, digo. Lo de ser menos guapo ya lo voy asimilando.

Pero no contento con mi veraz comentario meteorológico, me aventuré a realizar un pronóstico.

– Si salimos antes de las nueve de la mañana, dejará de llover. Incluso tendremos sol y cielos azules en la Atlantic Road.

¡Toma ya!¡Eso sí es mojarse! ¡Pedazo de predicción! Belén me miraba incrédula, pero yo estaba seguro de mi pronóstico. Había visto los mapas. Los datos no mienten. O no suelen hacerlo. Así que nos empapamos cargando los bártulos en la moto y salimos en dirección Kristiansund, donde comienza esa fantástica carretera que siempre aparece en la lista de las 10 mejores del mundo.

Y sí, en un momento determinado, dejó de llover. El asfalto se secó y disfrutamos de algunas curvas entre colinas, bosques y algún que otro lago. Yo conducía satisfecho, a sabiendas que me había mojado con mi predicción y que se estaba cumpliendo. ¡Y tanto que se cumplió! La predicción no, pero lo de mojarse… vaya! Chuzos de punta nos han caído desde la Atlantic Road hasta Åndalsnes, donde estamos ahora. ¡No hemos podido ni salir a cenar al pueblo! Mario Picazo puede estar tranquilo, no le voy a quitar el puesto.

¿Y la Atlantic Road? Pues qué queréis que os diga… 58 coronas de peaje por moto del túnel saliendo de Kristiandsund creo que no valen la pena. La carretera salta de isla en isla, pero casi imperceptiblemente. Únicamente el puente que asciende en curva tiene algo que ver. Y los lugares para verlo están demasiado lejos. Aún así, todo el mundo para, para tener la misma foto de recuerdo. Para mi, como el Stelvio, la Atlantic Road está ampliamente sobrevalorada. Pero de mucho. Hoy hemos pasado por algún puente que es muy similar y mucho más grande. Pero claro, no sale en la foto que tienen en algunos concesionarios BMW, y no sale en ninguna lista de los 10 mejores… Crea fama y échate a dormir.

Y aquí estamos, recalculando ruta de mañana, ya que el tiempo en lugar de mejorar, va a empeorar (¡Ups! Estoy haciendo otra predicción… Ojalá también me equivoque…). Así que la Trollstigen, el fiordo de Geiranger y el glaciar Jostedalsbreen puede que queden un poco desmejorados. Pero eso será mañana.

SMR_20140818_Nordkapp_370

2 pensamientos en “NK14. Trondheim-Åndalsnes. ¡Llueve!

  1. Carlos F.

    Necesitas algún mapa meteorológico?
    Hay que inventar el casco de moto con “limpiaparabrisas” 🙂

  2. Dani

    Jajajajaja, me reído bastante, lo siento por vosotros, yo creo que a todos los que viajamos en moto nos gusta controlar que tiempo hará durante la ruta, es cierto que miramos todo lo que se puede mirar para la final convencer a tu pareja de que no va a llover, tranquila, pero siempre llevas los trajes de agua porque al final siempre llueve y te mojas y vaya si te mojas con los trajes de verano jajajaja, buenas noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.