NK9. Rovaniemi-Skarsvåg. NORDKAPP!!!

SMR_20140813_Nordkapp_123

¡NORDKAPP!! ¡Objetivo cumplido! La verdad es que no tenía muchas dudas de que lo conseguiríamos. Alguna sí, pero que no dependía de nosotros sino de la mecánica. Pero de momento se han comportado las dos motos como jabatas. La pequeña Derbi y la anciana BMW, en su viaje de despedida. A buen seguro que la echaré de menos.

Pero todo comenzó esta mañana a más de 700 kilómetros de distancia. Y la cosa no pintaba bien. Nos paramos para el primer repostaje, a la salida de Rovaniemi y se funde la luz de la BMW. Cosa normal, por otro lado, aunque esta me ha durado más de la cuenta. Menos mal que las gasolineras por estos lares son como hipermercados, y encuentras de todo, H7 12v/55 incluidas. Pero ya me ves a mi con un cabreo del 15. Un día que debemos cumplir horarios a rajatabla y va y se funde la jodida bombilla. Pero la verdad es que ya tengo la mano rota de cambiarla -aunque esta vez el casquillo de plástico se ha resquebrajado y me ha costado algo más de lo normal- y no hemos tardado más de 10 minutos. Y al salir… Zasca! el retrovisor que se ha aflojado. Ya me veía sacando todas las herramientas para asegurarlo. ¡Más cabreo todavía! Pero también por suerte con un ligero golpecito se ha vuelto a apretar. Más vale así, que yo cabreado no me conozco…

Atravesamos la Laponia finlandesa rumbo norte, por lugares que aún recuerdo de la expedición Aurora Borealis. Están cambiados, sin nieve. Pero cuando ves esa gasolinera, o alguna que otra curva, salta un flash en mi cabeza que me hace esbozar una sonrisa. Además, de momento la meteorología nos acompaña, con bastante sol y calor. Lagos de un azul oscuro, muy oscuro que constrastan con el brillante verde de la hierba… y de pronto, ¡los primeros renos! Precauciones en la conducción, pero con una sonrisa en la boca al ver lo emocionada que está Belén. ¡Y no es para menos! Aún recuerdo mis primeros renos hace ya cuatro años…

Ivalo, Inari… viejos conocidos que ahora pasamos raudos y veloces. Hace año y medio pasaba por aquí a -24ºC, y hacerlo ahora con solecito es una delicia. Seguimos rumbo norte hasta entrar en Noruega. Nuevo país -el último diferente del viaje- que a buen seguro encantará a Belén. Y de momento no defrauda. Desde Lakselv la temperatura ha descendido un poco, y las tormentas se ven al fondo, pero no hacen más que engrandecer el paisaje aunque aún disfrutamos de algo de sol.

Seguimos avanzando hacia el norte, y Nordkapp muestra sus garras. Comienza a llover mientras bordeamos el fiordo. La temperatura desciende hasta los 10ºC, en algunos momentos veo los 9ºC en el marcador. Sigue lloviendo pero nosotros seguimos avanzando. A nuestras izquierda las montañas muestran sus rocas hechas lascas de tal manera que parecen formadas de miles de cartones apilados. A la derecha, el fiordo de colores cambiantes, de un azul oscuro a un verde turquesa caribeño.

13 kilómetros de Nordkapp, en la fatídica barrera donde tuvimos que darlo todo en nuestra travesía invernal. Hoy era algo más fácil, pero la niebla se añade a la fiesta. Una niebla espesa, que no nos deja más de diez o quince metros de visibilidad, insuficiente para percatarse de los renos cercanos. Prudencia máxima.

Y finalmente NORDKAPP. Lo intuímos más que verlo. Dejamos las motos en el parking y nos dirigimos a ver “la bola”. La ansiada y famosa bola de Nordkapp. Nos cuesta distinguirla, debemos estar a pocos metros y la adivino ahí delante, impertérrita. Es mi tercera vez aquí, pero siempre es especial. Es saber que tu objetivo está cumplido, que aunque quieras, nunca podrás conducir más al norte de esos hierros. Más que un destino, es un símbolo. El símbolo que te indica que tus sueños se han cumplido.

Al marcharnos hacia el hitter, que se encuentra 13 kilómetros más abajo, no puedo dejar de dar una pequeña caricia a mi BMW. Me ha acompañado durante más de 170.000 kilómetros sin rechistar. Traerla aquí en nuestro último gran viaje juntos era una justa recompensa. Y este viaje también ha sido su éxito. ¿Te he dicho que te echaré de menos?

No puedo dejar de felicitar a Belén. Solamente un año yendo en moto, y se empeñó en subir con su pequeña Derbi Terra 125cc hasta aquí. Algo que si soy sincero, no creo que yo ni me hubiera planteado. Ha sido duro, por qué negarlo. Pero asumible. Aunque desde hace ya algún tiempo tengo asumido que las heroicidades muchas veces no son el cumplir retos, sino simplemente el planteárselos. Y ahí Belén me ha dado cien mil vueltas. ¡FELICIDADES, CAMPEONA!

SMR_20140813_Nordkapp_143

2 pensamientos en “NK9. Rovaniemi-Skarsvåg. NORDKAPP!!!

  1. Raquel

    Felicidades campeón una vez más lo conseguiste y está vez acompañado de una pedazo de Meléndez de armas tomar que se dice pronto eh ? Seguir así de bien y mucho cuidadinnnnnn

  2. Carlos F.

    FELICIDADES!!!!!

    Pero hay que subir de nuevo con Belén en día de sol! que lo disfrute más; y avisa que sacaremos la foto oficial de la Web. Os quiero ver conducir a las 12 de la noche!!!! 🙂 con gafas de sol! y fotos junto a los renos 🙂
    Y a tu BMW… le haremos un monumento!!!! También otra campeona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.