SMR_20131019_Cantabria_009

No sé qué tendrá el Cantábrico que enamora. Igual que pasó con Asturias, y que posteriormente pasará con el País Vasco, son provincias en las que disfruto mucho las rutas. Los paisajes verdes que contrastan con el azul profundo del mar, las montañas a pocos kilómetros de la costa, o la comida -denominador común en toda la península- deben ser la causa.

santillanaPara llegar a Cantabria, a no ser que lo hagas por la costa, implica atravesar algún puerto. El del Escudo es mítico, pero el Alto de las Muñecas te llevará a Castro-Urdiales, con su faro-fortaleza para comenzar la ruta costera. Laredo, Santoña  con el fuerte de San Martín y sus marismas con ese penetrante olor a mar, la espectacular Santillana del Mar, uno de los pueblos más bonitos de España, o Comillas con su “capricho” de Gaudí serán muy buenos lugares para hacer una visita. O San Vicente de la Barquera, con su impresionante puente sobre la ría, así como otras preciosas rías con sus playas de arena blanca como la de Tina Menor.

Si hablamos de Santander, me quedo con su Palacio de la Magdalena, la mítica playa de El Sardinero, suIMG_2325 plaza Porticada, la Catedral o el edificio del Banco de Santander. Y para cenar, unas anchoas y una lubina en “La Bombi”. Dormir es un lujazo en una habitación con vistas al mar en el hotel Chiqui en el Sardinero.

Pero Cantabria también son montañas. El nacimiento del Ebro en Reinosa, o sobre todo la parte occidental de los Picos de Europa, donde destacan el desfiladero de La Hermida, la magnífica ermita de Santa María de Lebeña o llegar a Potes y visitar el cercano Monasterio de Santo Toribio de Liébana. O seguir hasta Fuente De y coger el teleférico para un impresionante panorama de los Picos. Y de camino a León, el espectacular puerto de San Glorio con su oso de piedra.

IMG_2332

Y me quedan muchas cosas en la lista de próximas visitas, como Liérganes, el palacio de las Fraguas en Arenas de Iguña, Bárcena Mayor, Valle, el parque de sequoias del monte Cabezón, el parque natural de Cabárceno, Tudanca, Cosío o Carmona. Así que como podréis comprobar, uno de nuestros próximos viajes, en cuanto el tiempo tanto atmosférico como agendil nos lo permita, será volver (por cuarta vez) a Cantabria. ¿Alguna sugerencia?

IMG_2338