La Ruta Turca. De Catania… a Catania. 07JUL2019 (Merkel in memoriam…)

Pues mira que iba a escribir un blog de esos emotivos, rememorando todas las vivencias que hemos pasado “LaMerkel” y yo… Pero… ¿qué quieres que te diga? ¿Va a servir de algo que nos pongamos bobalicones? Pues no. Lo que hay que hacer en esta vida es afrontar las cosas que te vienen, lamentándose lo mínimo y seguir luchando para disfrutar. Así que nada de lloriqueos.

Pero pongamos a los lectores que no me siguen en otras redes sociales (o los que lo lean en el futuro) en antecedentes: la pasada noche me robaron la moto en Catania. Oh, sí. Todos tenemos amigos a los que le han robado la moto y sabemos lo que se siente cuando ves el candado destrozado en el suelo de la acera. Y un cuerno. No os lo podéis ni imaginar. Y eso que yo venía concienciado desde que salí del hotel, porque Belén lo había notado desde la ventana mientras desayunábamos.

Es curioso cómo la memoria se retroactiva cuando ha pasado algo. Quizá si no me la hubieran robado, no recordaría la cantidad de cosas que recuerdo de esa noche. La mala gente de los alrededores, el comprobar si estaba el candado,… cientos de detalles que no servirán para nada.

¿Y ahora qué? Pues… ¿qué va a ser? En que te roben o no la moto, poco puedes decidir. Pero en lo que sí puedes tomar decisiones es en lo que quieres que te afecte. Podría seguir cabreado, refunfuñando mientras intento que repatríen la moto de Belén y que nos repatríen a nosotros en un avión, dando por concluido el viaje y las vacaciones. Pero también podría buscar soluciones a llevar el equipaje de los dos en la GS de Belén y seguir viaje. ¿Vosotros qué haríais? Nosotros lo tuvimos claro desde el primer momento.

Nos hemos quedado un día en Catania por si tuviéramos la suerte de que apareciera. Hemos dado 1000 vueltas por los alrededores (y no tan alrededores) esperando el milagro… pero en unas pocas horas ya hemos decidido que mañana compramos unas maletas a la moto de Belén (aprovechando que lleva ya los anclajes, no creo que resulte muy complicado) y tema equipaje solucionado. Pillando mañana autopistas y sin hacer mucho turismo, podremos recuperar el día perdido (el martes por la noche tenemos ferry pagado a Albania).

Así que… gracias por todo, Sra. Merkel. Al parecer Salvini (o la mafia siciliana) ha podido con usted.

Nota: para los que no lo sepáis, desde que la tengo hace ahora 4 años y 10 meses la moto se llama “La Merkel”: alemana, gorda y tetas caídas. ¿Se podía llamar de otra forma?

3 pensamientos en “La Ruta Turca. De Catania… a Catania. 07JUL2019 (Merkel in memoriam…)

  1. Raquel

    El dinero y los co…son para las ocasiones y como los dos vais bien servidos de un buen par de……respectivamente! Pues eso oleeeeee por vosotros y adelante buena ruta !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.