Día 9. 1 de Agosto. Trondheim

Hoy he visto un troll… seguramente. Había tanta niebla que a duras penas podía divisar el coche que me precedía, pero si algún día tenía que ver un troll, ha sido hoy. Al menos estaba en el lugar adecuado. La Trollstigen, o “camino de los trolls” es una mítica carretera que discurre entre montañas, saltando de fiordo en fiordo hasta Andalsnes. Incluso cuenta con su propia señal de carretera que lo advierte: “Peligro, trolls”. La subida es lenta y penosa, sobre todo con lluvia y niebla. Finalmente se llega a la cumbre, que hasta donde me alcanzaba la vista (que era realmente poco) era una llanura plagada -infestada- de torres hechas con piedra. La tradición eslava cuenta que estas torres no son más que los trolls convertidos en piedra cuando les dio la luz del sol.

Pero lo más alucinante es la bajada, la llamada “escalera de los trolls”, donde se suceden una tras otra auténticas paellas -cada una con su propio nombre-, y enmarcada por una espectacular cascada que va deslizándose junto a la carretera durante sus trescientos metros de caída. Allí íbamos yo y mi momentáneo compañero alemán con su K1200R, que lo estaba pasando peor que yo, si cabe. Y es que el asfalto mojado, la niebla, el desnivel del 10% y la moto cargada no es una buena combinación.

Los minutos y las horas encima de la moto se iban sucediendo uno tras otro, sin más visión que la de las gotas de lluvia en la visera y lo que buenamente la niebla me dejaba. Es en esas circunstancias cuando se te agudizan los otros sentidos y los olores toman las riendas. El olor a mar concentrado y el de las fresas -es zona de cultivo- se confunden con la fresca fragancia de mi pañuelo, que no se separa de mi cuello, sobre todo en días fríos.

Tras unos penosos 120 kilómetros finales, donde las caravanas se unieron a la lluvia, llegué a Trondheim; a la media hora de llegar, y cuando ya todo indicaba que no iba a pasar nada… salió el sol. Ese sol del atardecer que lo baña todo con su color cálido, y que contrasta tanto con el suelo recién mojado. Trondheim se mostró en todo su esplendor, agudizando el encanto que ya tiene de por sí esta coqueta ciudad. Las casas de madera del embarcadero, con sus caprichosos colores, es quizá uno de los mejores lugares donde pasar la tarde.

Y aquí tenéis el segundo vídeo del viaje:


Tierra de Fiordos
Uploaded by Dr_Jaus. – Explore new destinations and travel videos.

Hoy he recorrido 406 kilómetros durante 6 horas y 10 minutos, a una media de 66 km/h. El consumo ha sido de 3,9 l/100km. Llevamos 5471 kilómetros. Aquí tienes la ruta de hoy.

The Long Way North. Day 9


Plan your trips with EveryTrail iPhone Travel Guides


5 pensamientos en “Día 9. 1 de Agosto. Trondheim

  1. Luis

    Animo que mañana seguro que hay solecito. Ayer te enviamos una foto por SMS, no se si te llego dime algo y te la envio por mail, te gustara. Besos de las niñas.

  2. smorchon Autor

    Laura es de las únicas que puede desviarme la mirada de una toalla con Kevin Schwantz levantando rueda… Un beso, primo!!

  3. Belén

    Vaya vaya hoy me rindo me ha ganado el primo pero por ser él le perdono.La carretera seria peligrosa no lo dudo pero Dios mio que vistas ,esas fotos solo necesitan poder acercar el olor a tierra mojada ,el fresquito de la niebla e incluso la lluvia y así sería perfecto pero….. a veces las cosas son especialmente bonitas cuando son IM-PER-FEC-TAS.

  4. Belén

    He visto el video con tranquilidad y….¡Qué pasada!Aunque yo no puedo aguantar hacer tantos km como vas a hacer tú pq no estoy preparada me das mucha envidia , el video es muy chulo, la música ,…ummmmm…todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.