Hoy acabo de hacerle a mi querida BMW R1200GS 30 Aniversario sus primeros 10.000 km. Y mañana hará 3 meses que la saqué del concesionario nuevecita. A mí me parece que lleva un buen ritmo… Múltiples mini-escapaditas por Catalunya y Aragón, un viaje a Córdoba, Sevilla, Cáceres y Madrid, y otro a Soria. La verdad es que mi BMW no se puede quejar de que no la saco a pasear. Porque ya es mía. Sin desmerecer a mi querida F800GS, la Aniversario ya es MI MOTO. Se me revela un poco en parado, donde saca todo su volumen y peso. Pero en marcha… en marcha es otra historia. Tanto en solitario como a dúo, los viajes
son otra cosa. Disfrutar de su motor, de sus suspensiones, de su protección aerodinámica es un auténtico placer. Y no sigo, que va a parecer un anuncio de BMW

Nos quedan varias asignaturas pendientes, como el hecho de marcarnos alguna excursioncita por lo marrón. Pero de momento esperaré a tener los neumáticos adecuados.
De momento, ya le voy dando algún detalle de dónde iremos este verano. No será tanta aventura como la que hice con su hermana pequeña, pero… todo se andará, tiempo al tiempo. Porque espero hacerle muuuchos kilómetros más a mi querida GS. Y vosotros seréis
puntualmente informados de los planes moteros de este verano. FELICIDADES, GS!