Desde hace mucho tiempo voy confeccionando roadbooks para uso personal o para disfrutarlos con amigos. Pero esta era la primera vez que lo hacía para un evento. Y no cualquiera, sino el desafío que presentó 2TMoto a 30 intrépidos moteros: 1000 kilómetros en un día siguiendo un roadbook y por carretera.

Así fue cómo lo viví en primera persona. Y si tenéis curiosidad sobre cómo interpretar un roadbook, lo explico in situ durante el vídeo. Así que no te lo pierdas!