Las Merindades de Burgos es una de esas zonas casi desconocidas de la península ibérica a la que le solemos hacer poco caso. Cuando uno piensa en Burgos, piensa en su magnífica catedral y poco más, posiblemente en la morcilla. Pero si nos dejamos sorprender por los paisajes que salen al paso por sus carreteras secundarias, jamás olvidaremos que Burgos, además de todo eso, son Merindades. Aquí tenéis nuestro vídeo como muestra.