TheLongWayNorth

La aventura de cada fin de semana

Browsing Posts in Otros

ebdn

Aún no hace cuatro años decidí emprender lo que yo pensaba que era la aventura de mi vida. Sin prácticamente experiencia en viajes en moto, me empeñé en llegar a Cabo Norte en solitario. Un día de verano de 2010 llegaba en moto al punto más septentrional del continente. Me sentía pletórico y feliz. Lo había conseguido. Esa noche, como cada noche del viaje, escribí en este mismo blog: “Existen dos tipos de auténticos moteros: los que han ido a Cabo Norte, y los que lo harán alguna vez. Yo ya pertenezco al primer grupo”. Independientemente de si ahora mismo considero la frase acertada o no, es cierto que ese viaje marcó mi vida. A partir de él los viajes en moto se sucedieron uno tras otro, prácticamente sin descanso. La página TheLongWayNorth.com ha sido testigo de todos ellos. El hecho de documentar los viajes siempre ha obedecido a un único fin: constatar el cambio que me supuso ese viaje. Dar a conocer cómo la vida se ha desparramado en un millón de colores delante de la visera de mi casco desde entonces.

Poco después de ese viaje, decidí escribir un libro. Había descubierto que me gustaba escribir. Yo creía que mis únicas habilidades artísticas se basaban únicamente en cierta habilidad fotográfica, pero de sopetón me encuentro con que la gente no se aburría demasiado leyendo mis textos. Y comenzó realmente la aventura. Tardes sueltas recopilando información sobre mi primer viaje a Nordkapp, pensamientos, rutas,… un sinfín de cosas que llegaron a agobiarme en alguna ocasión. Tres años después de empezar a escribir Llovía. La tormenta mojaba el césped que rodea la pequeña casita. Siempre me ha gustado que llueva las noches de verano…”  recibí la prueba de impresión del libro en mi casa. Fue un momento emocionante. Y hoy los primeros lectores lo reciben en sus casas. Y he de decir que me emociono aún más. Me emociono y me asusto a partes iguales, pensando en la responsabilidad que he adquirido. La responsabilidad de entretener y no defraudar en quien ha depositado unos cuantos euros de confianza en mi.

En busca del norte es un hijo buscado y querido. Un hijo que me dará alegrías y disgustos, por supuesto. Pero que nace con solamente un objetivo: hacerte que apartes el libro a un lado, que te pongas el casco y que salgas a descubrir tu verdadero Norte. Yo ya lo hice hace cuatro años. Y desde entonces soy mucho más feliz.

Debería acabar agradeciendo a todos aquellos que han hecho posible esta felicidad en mi rostro. Por supuesto a mi madre, que es la que sufre para que yo disfrute. Y a Belén, que ha sido y seguirá siendo el más grande apoyo con el que puedo contar. Y a todos vosotros, mis amigos virtuales (o no tan virtuales) que gracias a este blog y a las redes sociales he encontrado. Y aunque parezca un tópico (que lo es…), sin vosotros esto no sería posible. Ni tendría sentido. Gracias. Espero que disfrutéis leyendo el libro tanto como yo lo he hecho escribiéndolo. Va por vosotros.

 

Hace un par de días regresé de Nordkapp. Sí, en invierno. Pocos lo hacen, casi nadie. Ese es su encanto. Podéis verlo todo en la web AuroraBorealis del Club14. Dentro de unos meses, podré explicaros por aquí la experiencia, que como comprenderéis, fue inolvidable. Junto a mis amigos Carlos Llabrés y Pablo Sancho, conquistamos Nordkapp y fotografiamos auroras boreales saliendo en moto desde España. 40 días de aventuras.

Pero la rueda de la inquietud y la aventura sigue. Sirva este post para hacer de enlace entre la nieve de los polos y la arena del desierto. Mañana jueves por la noche Belén y yo tomaremos un ferry que nos dejará en Melilla junto con nuestra BMW. Marruecos nos espera.

No puedo asegurar crónicas puntuales y diarias, dependerá del WiFi, pero lo intentaré. Estad atentos. Comienza #LaRutaMarroquí.

Hace ya algunos meses que no escribo. Y eso que algún viaje que otro hemos hecho. Estaba preparando algo grande. Y hoy es el día que puede salir a la luz. Señoras y señores: formo parte de la Expedición AXA Club 14 Aurora Borealis!!

Y eso qué es?, os podéis preguntar. Pues nada más y nada menos que conseguir llegar a Cabo Norte en moto durante los meses de invierno, intentando fotografiar nuestras motos junto a alguna aurora boreal. Nada más y nada menos…

Saldremos de Madrid el mes que viene (Febrero 2013) con dos Triumph, una Tiger 800 XC y una Tiger 1200 Explorer, que pilotaremos mi amigo Carlos Llabrés (Coco) y yo mismo. En un coche de apoyo irán la fantástica Alicia Sornosa, primera mujer española en dar la vuelta al mundo en moto y Pablo Sancho, otro gran amigo motero.

Dentro de poco os podremos dar más detalles. Hemos estado en silencio hasta ahora porque se han tenido que atar muchas cosas con patrocinadores y colaboradores,  pero a partir de ahora las informaciones de la expedición se producirán casi a diario. Estad atentos!!

 

Como muchos de vosotros sabréis, gracias a haber ganado el concurso como Director de Ruta de Realiza tu Aventura, me correspondió, entre otros, un premio de 1000€ en productos de 2TMoto. “Estupendo”, pensaréis algunos. Y si, realmente es estupendo. Pero cuando uno ya confiaba anteriormente en la marca y tiene casi toda su GS equipada por ellos, quedan poquitas cosas para comprar. Pero gracias a su extenso catálogo, siempre acaba por apetecerte alguna cosilla. No, no es un post publicitario. O al menos no es eso lo que pretendo. Pero es que muchos de vosotros me habíais preguntado qué es lo que había elegido, y he esperado a tenerlo todo para mostrároslo. A pesar de que he sido yo el que ha elegido todo esto, y por tanto uno espera no equivocarse, voy a ser imparcial, y si hay alguna cosa que no me gusta o memorable, ahí quedará dicho. Comencemos.

Cámara Contour HD Roam
Estupenda. Me quedo sobre todo con sus 170º de angular, imágenes fantásticas sin trepidación, incluso montadas en la maleta con mal asfalto. Genial su sistema para girar el horizonte de la cámara, y que así siempre esté nivelada, tanto cuando la montas a 90º como para corregir la posición del horizonte montada en el casco. El láser de nivelación despide un haz lineal que te ayuda a nivelar. Sencillez extrema de manejo, fácil actuar sobre ella incluso con los guantes de invierno. Y si. Es impermeable.

 

Forro polar Comfort Outlast de Halvarssons
Sorprendente. No pienses que es un polar normal y corriente, ni te imaginas la sensación de llevar este forro. Aún no lo he utilizado con frío importante, pero sí en entretiempo. Y cuando con otros polares ya tendrías un calor considerable, éste sigue siendo muy confortable. Su sistema Outlast, que absorbe tu calor corporal en ambientes cálidos y te lo entrega cuando la temperatura baja es ideal para no tener que quitártelo al entrar bajo cubierto o salir después a la calle. No se si me explico… Lo malo,… el precio. Pero es que la tecnología espacial (así reza una de sus etiquetas) es lo que tiene.

 

Asas de transporte maletas TRAX
Aún no las he probado. Pero presentan una doble utilidad: como asa para transportar las maletas TRAX, y como sistema de fijación de equipaje suplementario encima de las maletas, gracias a sus anchas tiras de velcro. Por eso las pedí, no para transportarlas. Para eso ya tengo las bolsas interiores, que por cierto, si las llenas a tope tampoco es que quepan bien en las maletas. No esperes poder fijar enormes cosas sobre las maletas. Más bien para pequeñas bolsas o chaquetas.

Cable con toma de corriente
Para suplir el fallo de la toma de corriente de la GS (que se encuentra debajo del asiento, lo que lo hace inservible para los “gadgets” típicos como el GPS), encargué esta toma de corriente extra. Se conecta directamente a la batería, y la salida es la típica de mechero grande (no la pequeña de BMW). Fácilmente encontré un adaptador de reducido tamaño para que tenga dos salidas de USB. Una para el GPS, y otra para el iPhone, que me hará las veces de Roadbook digital. Echo a faltar que quede inutilizado cuando la moto no tiene el contacto dado.

Funda rígida para iPhone de SW-Motech con soporte para GPS
Ideal para sustituir mi querido “roadbook” fabricado con un tupperware de los chinos. Me ha acompañado a Cabo Norte y a Estambul, y el pobre está ya bastante pocho. La idea es sustituirlo el engorroso rollo de papel por un pdf en el iPhone. Las anotaciones las hago con el programa Tulip para iPad, y se pasan a pdf. Luego, con cualquier visor de pdf los tienes a pantalla completa en el iPhone, que va perfectamente protegido en esta carcasa, que conserva toda su funcionalidad. Para poder manejarlo en marcha, ha sido necesario acoplar unos pequeños adhesivos especiales a los guantes, para que sean capacitivos.

Estriberas SW- Motech
Más anchas y cómodas que las originales de la GS, que las veo muy estrechas para ser una de las motos más utilizadas en los grandes viajes. Tiene la posibilidad de quitarles la goma para el off road, aunque son necesarias herramientas para ello. Tienen dos posiciones, y puedes bajarlas un par de centímetros de la ubicación original, lo que confiere una posición más cómoda de las piernas. De momento las noto bien, ya veremos cómo se comportan en ruta. Un punto en contra es que aprovecha el mismo muelle de retorno de la estribera original, aunque una de las patillas del muelle es demasiado larga y sobresale peligrosamente hacia el pie. Tuve que doblarla “a lo bruto” para evitar riesgos.

Protector tapa de cilindro SW-Motech
A pesar de ya contar con las barras de defensa de SW-Motech tanto inferiores como superiores, en algunas caídas puede llegar a tocar la tapa de cilindros de la BMW. Para solventarlo, lo mejor es montar un protector adicional, que sea compatible con las defensas. 2TMoto me consiguió éste, que realmente es el más bonito que he visto. Cada lataral tiene dos partes que hay que montar. Todo muy bien acabado, aunque quizá la tornillería debería ser de algo mejor calidad, ya que creo que estropeé un par de ellos al apretar…

Compresor Airman 12V

De reducido tamaño y peso. No solamente para hinchar el neumático tras una reparación de urgencia en la carretera, sino para volver a las presiones normales después de una incursión por las pistas, sin tener que buscar una gasolinera cercana. No es tan rápido como los de las estaciones de servicio, pero en menos de 1 minuto te puede aumentar las presiones en un kilo.

Crampbuster
Este pequeño invento, más simple que el mecanismo de un botijo, permite hacer grandes tiradas por autopista sin dañarte la muñeca. Una vez bien situado, con tan solo apoyar la palma de tu mano la velocidad se mantiene, sin tener que agarrar el puño del gas. También lo he probado en curvas y en ciudad, y se puede llevar, aunque no tiene ningún sentido. Además, si lo has colocado para ir cómodo a 120km/h, quizá te deja la mano algo forzada al cortar gas, con el consecuente problema a la hora de ir a buscar la leva del freno. Por lo tanto, mejor usarlo únicamente en autopista.

 

Y ya está, no ha dado para más! Desde aquí quiero agradecer a David y todo el equipo de 2TMoto su entrega y su profesionalidad. Gracias!!

Este no es un post de viajes ni rutas. Este es un post de ilusiones y sensaciones. Exprimir lo vivido durante un día en compañía del equipo de Solo Moto. Conocer desde dentro cómo se cocinan los ingredietes que luego nos harán soñar con viajes, curvas y sensaciones al hojear la revista.

Durante muchos años las mayores aventuras relacionadas con el mundo motero fue ir al kiosko y comprar el Solo Moto. Lo devoraba rápidamente de cabo a rabo. Leía sus artículos, me empapaba de datos y me deleitaba con sus fotos. Años después he tenido la inmensa suerte de poder colaborar con ellos en algunas ocasiones, bien sea relatando alguno de mis viajes o haciendo alguna ruta con sus motos de prueba. Hace unas semanas me ofrecieron acompañarles en una sesión de fotos. Indudablemente, no pude negarme. Tenía mucha curiosidad por saber cómo se hacían esas fotografías que tanto admiré siendo un enano. No pretende ser un “making of” de esos que cuenta todos los secretos y detalles, sino impresiones y curiosidades que me sorprendieron. Espero que a vosotros también os sorprenda!

La de ese día era una doble sesión de fotos. Y es que a veces se aprovecha una sola salida y un solo fotógrafo para obtener las fotos de varios reportajes. Y más en este caso, ya queuna de las motos pertenecía a dos comparativas diferentes. Por un lado, la BMW R1200GS se comparaba con la Honda Crosstourer 1200. Y por el otro se iba a hacer un interesante reportaje sobre los motores bóxer BMW: la GS frente a la R1200R y la R1200RT. El día anterior me acerqué al parking de Solo Moto. Dejé mi GS y me llevé la RT. Primera toma de contacto llevándola a casa.  Me hice fácilmente con el gran volumen de la moto. No es este el momento de contar mis impresiones sobre las motos, eso si hay suerte saldrá en la revista a modo de pequeño comentario dentro de las pruebas, pero decir que la R1200RT se mueve mucho más fácilmente de lo que parece.

Habíamos quedado al día siguiente en un conocido bar de carretera cerca de Tona. Allí nos juntamos las 4 motos y sus pilotos con el fotógrafo. Yo solamente conocía a Luís, uno de los probadores desde hace ya muchos años. Pero el ambiente era muy distendido. Tanto como lo puede ser una panda de amigos que salen un sábado a dar un garbeo en moto. Porque en definitiva de eso se trata. Después de algunos bocatas, algunas cocacolas y muchas risas, nos pusimos en marcha. Fuimos a una carretera ya conocida para comenzar a hacer las fotos dinámicas. Se necesita una larga recta, poco tráfico y sobre todo que no hayan elementos que interfieran como farolas, postes, señales o similares. Nada más comenzar me di cuenta de lo difícil que es esto. Y es que en algún momento de mi vida llegué a pensar que esas fotos de 3 o 4 motos en línea pegaditas una a otra que salen en la portada de la revista no era más que un producto del Photoshop. Copias, pegas, arreglas y listo. Pues no. Las fotos se hacen así, con todas las motos en movimiento pegadas unas a otras. Cuando me dijeron el plan puse cara de póker, pero por dentro tenía cierta sensación de angustia. ¿Estaría a la altura de lo que me piden?

Comenzamos con las bóxers, y me pillé mi conocida GS porque ya puestos a hacer cosas complicadas, al menos hacerlo con una moto que ya domino. La cosa funciona así: una “moto guía” se pone en un lateral del carril a unos 80km/h. Lo más rápidamente las otras motos se van “acoplando” a la primera, una al lado de otra, con un poco de decalaje. Afortunadamente a mi me tocó ser el guía, y solo tuve que ocuparme de ir recto y mantener la velocidad. Así lo hice, y rápidamente se me pegó la R1200R a mi lado. Pero cuando digo a mi lado es a mi lado!!! Entre mi cadera y su manillar no había más de un palmo!! Y a continuación se añadió el armario de la RT!! Los tres en formación, intentando mantener la simetría durante toda la recta, mientras el fotógrafo, con su enorme teleobjetivo realiza las fotos en barrido. Y esto se hace no una ni dos ni tres veces… sino que fácilmente hicimos 15 o 20 pasadas en ambos sentidos… Luego repitió el tema con la otra comparativa, la GS y la Crosstourer… Ahí ya me atreví a hacerlo al revés, me monté en la Honda e intenté acoplarme al máximo a la BMW de mi compañero. Es más difícil de lo que parece, sobre todo cuando el fotógrafo te pide que pases más rápido… y más cerca… Pero creo que finalmente lo conseguimos.

Luego llegaron las fotos en solitario en curva. Y esto ya fue como me esperaba. No hay más secreto que buscar una carretera revirada y solitaria (los probadores y fotógrafos ya las tienen muy localizadas), elegir una curva con buena iluminación y comenzar a hacer pasadas con las motos, a una buena velocidad, dejando un intervalo entre moto y moto para que el fotógrafo pueda preparar el siguiente disparo. Otros 15 o 20 pases en ambas direcciones, y listo. Fue divertido!

En el argot, se llama “pesebres” a las fotos con las motos en estático. Y eso tampoco es tan fácil como parece! Se necesita un lugar bonito o con algo impactante, pero neutro y que no descentre el interés en las motos. Ellas son las protagonistas. Cerca de la curva donde hicimos las dinámicas vimos unas cuantas vacas pastando alegremente en la carretera, y nos pareció un buen lugar. Las veíamos en cada pasada que hacíamos, pero cuando llegamos allí tras la sesión dinámica… habían desaparecido! Así que tuvimos que improvisar. Una masía cercana, unas montañas al fondo, una calle rural abalconada… Y tiene su miga colocar cada vez las motos de manera correcta, simétrica y precisa!

Antes de la comida, quedaba lo más difícil, las fotos de grupo dinámicas en curva!! Vamos, lo mismo de antes, pero más difícil: mantén velocidad constante mientras el otro se arrima a ti cuando vas plegado plegado!! Lo peor es cuando te toca seguir el ritmo por el exterior de la curva, ya que tu velocidad ha de ser mayor que la moto que va por el interior y el guardarrail está allí al lado… Una,… dos,… catorce… las pasadas que hicieran falta.

Comimos en un restaurante cercano, y el ambiente continuó de lo más distendido. Risas, bromas,…. lo típico, vamos. Y después,… cada mochuelo a su olivo: ruta hasta Barcelona. Afortunadamente aún quedaban bastantes kilómetros de curvas hasta llegar a la autovía, así que pude disfrutar -ahora sin presión- de la conducción deportiva con la R1200R. Es muy curioso cómo resaltan las características de las motos cuando bajas de una y subes a otra de inmediato. Yo me acostumbro rápidamente a cualquier moto, cosa que es bueno y malo a la vez. Es bueno porque voy seguro -creo- desde casi el primer momento. Pero malo porque a veces se diluyen las características propias de la moto, perdiendo esas sensaciones (importante si luego las tienes que plasmar en un papel). Pero al cambiar de moto tan rápido te haces una idea instantánea de las características diferenciales de cada modelo. Y eso también era una sensación nueva para mi.

Recuerdo con placer la emoción de abrir un Solo Moto por primera vez y descubrir lo que me deparaba su interior. Pruebas de motos de ensueño, viajes a lugares remotos, pilotos con la rodilla en el suelo… También recuerdo la primera vez que salió mi foto en la revista, en lo alto de un podio de una carrera de resistencia en Alcarràs. Y cuando vi mi primer artículo firmado con mi nombre. Mis fotos, mi texto… Es apasionante entrar aunque sea casi de puntillas en lo que fue tu inspiración de juventud. Ahora he podido meterme hasta la cocina y ver cómo se condimentan los platos que tanto disfrutaba. Hoy he formado parte de mis propias ilusiones.

No pensaba que fuera tan duro. Solamente llevamos 2 días de “campaña” y comienzo a estar fatigado. Comer, mirar el Facebook. Dormir, mirar el Facebook. Trabajar, mirar el Facebook… Cuando no miro los resultados de las votaciones, estoy “molestando” a amigos y seguidores con la misma monserga “Dale al MeGusta”. “No, al del video no… al del Facebook”. “Espera que te paso el enlace bueno”… Pero cuando veo las muestras de apoyo desinteresadas de la gente que me quiere, e incluso de la que no me quiere aún porque no me conoce, me da un subidón. El famoso #SubidónMorchón de Twitter. No pensaba “mancillar” mi blog pidiendo el voto, sino solamente quería que mis “lectores habituales” supieran qué es lo que pasa por mi cabeza… y para daros las GRACIAS.

Gracias a los que confiaban en mi desde el principio. Gracias a los que vieron mi candidatura, compararon y pensaron que debían votarme. Gracias por ese pequeño esfuerzo de darle a un enlace, que parece que no es nada, un simple hecho insignificante, pero que para mi es mucho. Ver subir el contador de mis votos (si, demasiado lentamente, eso es cierto) me hace sonreír. Y eso en los tiempos que corren, es mucho. Independientemente del resultado, lo más importante es el cariño y el apoyo desinteresado que me estáis ofreciendo. Y eso no se paga. De verdad, GRACIAS!

Y ya que has llegado hasta aquí, ya que el tema va más lento de lo esperado, si no lo has hecho ya haz click en el enlace y luego dale al “Me Gusta” que hay debajo del vídeo. Hazme sonreír una vez más.

http://www.facebook.com/realizatuaventura/posts/312869758765218


Candidatura Piloto SERGIO MORCHON para Realiza… por realizatuaventura

 

El vaivén del barco comenzaba a hacerse insoportable. Llevaba unas cuantas horas así, viendo cómo los vasos de cristal danzaban en las mesas del bar en un equilibrio precario. Intentaba acomodarme en el pequeño sillón para poder dormir un poco, cuando un camarero se acercó para decirme que cerraban el bar. Debía buscar acomodación en las butacas. No fue fácil. Finalmente compartí espacio con un enorme camionero que me amenizó lo que quedaba de noche con sus fuertes ronquidos, al ritmo de los bandazos que daba nuestro ferry.

Tras ocho horas de travesía insufrible, ya estaba en Mallorca. Cansado pero contento. Asistir a la primera Muestra de Videos de Grandes Viajes en Moto merecía esa noche casi en blanco. Serían un par de días de saludar a amigos moteros, muchos de ellos desconocidos en la realidad. Internet es lo que tiene, que te permite conocer las vidas y andanzas de gente interesante. Pero no por ello deja de ser más interesante si cabe conocerlos en persona. Fue una delicia compartir unos días, unos cuantos desayunos, comidas, cenas y algunas copas con gente como Charly Sinewan (Madrid-Sydney en moto), Fernando Retor (múltiples destinos en una 125cc), Lluís Oromí (África de sur a Norte), Lone Wolf y Txoni (Campeones de España de mototurismo), Eduard y Simona de Ride to Roots, Fernando Prieto de Exploramoto, David y Ana de 2TMoto y por supuesto a los organizadores Coco, Rafa y Goldfinger de IMM Rent & Tours. Risas aseguradas, buenas anécdotas y mucha pasión por la moto. Faltaba Belén. Seguro que le hubiera gustado conocerlos.

Dos tardes viendo vídeos, escuchando las aventuras de los protagonistas y compartiendo experiencias, reforzando amistades y sellando vínculos en una isla estupenda con un clima fantástico que nos dejó algo de tregua durante todo el puente.

El lunes pudimos realizar una ruta por la parte más agreste de la isla, por la parte norte de la Sierra de Tramuntana, desde Formentor hasta Lluc. Carreteras estupendas, buenos amigos en moto (se unieron otros conocidos virtuales como Pere con su V-Strom), unas cuantas curvas para disfrutar y varias secuencias de video para un futuro reportaje.

En definitiva, miles de momentos de esos que abres bien los ojos, como cuando era niño escuchando aventuras imposibles. Pero las aventuras que me contaron estos días se que son ciertas. Me las narraron los propios protagonistas con los ojos incluso más abiertos que los míos. Y concluimos que el gran viajero no es aquél que atraviesa continentes, sino aquél que se propone un reto a pesar de saberlo imposible, y se lanza a la carretera para cumplirlo. Y de esos grandes viajeros, conocí a muchos este fin de semana. Incluso algunos habían atravesado continentes. Y ahora, son mis amigos.

 

Más abajo, el vídeo y la ruta.

 


Mallorca, evento IMM por Dr_Jaus

Una vuelta por Mallorca


EveryTrail – Find hiking trails in California and beyond

Dos días. La cuenta atrás toca a su fin, y es necesario ultimar algunas cosas. El equipaje ronda en mi cabeza desde hace horas, como flotando en una nube demasiado grande para ser metida en esa maleta. Habrá que desechar cosas, habrá que inventar espacios. Las tres maletas se me antojan insuficientes para llevarlo todo, pero la experiencia me dice que siempre cabe todo.

La moto está preparada, revisada, con neumáticos nuevos. Esperando. La ruta, ya planificada, y el primer hotel en el Valle de Aosta ya reservado. Parece que hará buen tiempo. Todo está de cara, esperándonos para rellenar ese huequecito en nuestra memoria que hemos preparado para todas las vivencias que están por venir. Y así, alimentar otros once meses de tediosa espera hasta el siguiente reto. Así es la vida…

La tensa espera hasta el martes se hace interminable, con ganas de hacer el equipaje, de montarlo todo en la moto y salir pitando hacia Oriente. Ganas de saber que hemos planificado bien, de saber que no nos hemos dejado nada en casa. Ganas de estar harto de moto y esperar con ansia la siguiente parada. Ganas de escribir el primer tweet del viaje, de escribir el primer post y de editar el primer video. Ganas de que Belén experimente por vez primera el placer de los grandes viajes, de saberse capaz de conseguir grandes retos, de vencer a la aventura… Ganas de que vosotros lo leáis y lo disfrutéis con nosotros.

Quedan dos días para comenzar #LaRutaDeOriente. Nosotros estamos preparados. Y vosotros?

Un idea pasó por mi cabeza y esta vez la cogí al vuelo. El sol estaba brillando allá en lo alto, y el azul del cielo invitaba a pasear en moto. Era un buen día para coger la BMW y lanzarse a la carretera. La Copa Triangular de Vuelo Acrobático se celebraba en La Seu d’Urgell, a pocos kilómetros de Andorra. Me apetecía hacer unas pocas fotos de aviones en acción después de tantos meses. Pero eso, como suele pasar siempre, es lo de menos, una simple excusa para hacer unos cuantos kilómetros.

No voy a hacer una descripción más o menos barroca de los paisajes, en su mayoría muy conocidos, que me encontré hoy. Ni de las sensaciones que te provoca ese viento cálido del verano en la cara. Ni del placer de ir en moto por ir en moto. De hecho, no iba a escribir esta crónica. Los 350 kilómetros de hoy son como los que tantos y tantos moteros realizan cualquier fin de semana de peregrinaje a Andorra -donde acabé, como era de esperar, para comprar algunas cosillas de cara a #LaRutaDeOriente-. Pero rondan en mi cabeza algunas ideas que me gustaría expresar antes de que se desvanezcan entre mis pocas neuronas.

Una vez, cuando tenía 18 años, me fui a Andorra con una RD80 solamente a comprarme unas zapatillas deportivas. A las 5 de la tarde, ya estaba en casa nuevamente. El placer de conducir… El placer de curvas y más curvas mientras te acercas a las montañas del Pirineo… Hay tantos placeres en la carretera… Hoy esperaba encontrar lo mismo. Pero no fue así, al menos en parte.

¿Por qué la Administración se empeña en cortarnos las alas con la excusa de nuestra propia seguridad? Las curvas y más curvas que yo recordaba de niño -sí, he ido muchas más veces a Andorra, pero generalmente por rutas diferentes a la de esa primera vez… o a la de hoy-, no estaban allí. Túneles y más túneles dejan la antigua carretera a un lado, abandonada, con sus trazadas mustias y sus paisajes olvidados. Desaparecen allá, a derecha e izquierda, mirándote con tristeza mientras tú te adentras en la boca insulsa y aburrida de un nuevo túnel.

Los pocos tramos de curvas que aún perduran aparecen en su mayoría encerrados en líneas continuas que te impiden adelantar con ligereza -y siempre con prudencia- en zonas donde hace pocos años las alegres líneas discontinuas te invitaban a su fiesta. ¿Por qué no confía la DGT en nosotros, como lo hacía hace unos años? ¿Por qué no me deja poder de decidir cuándo adelantar? Creo que por unos cuantos inconscientes que adelantaron donde no debían estamos pagando todos el pato. Por favor, quiero recuperar mi presunción de inocencia y la confianza de que soy buen conductor. No?

Solamente el tramo que une Solsona con Oliana me arrancó una amplia sonrisa. Curvas trazadas para disfrutar, rápidas en su mayoría, tan peligrosas como tu miedo y tu prudencia te deje. Enlazarlas ha sido lo mejor del día. O casi.

El invierno es una época de transición si de motos nos referimos. No tenemos ese aliciente quincenal de los grandes premios, el clima no acompaña excesivamente a viajar en moto, y tras las fiestas navideñas la mayoría tenemos que esperar a la lejana Semana Santa para engranar unos cuantos días seguidos y sacar nuestras motos a pasear. Es por ello que es un buen momento para actualizarse.

Actualizar la moto; mi BMW R1200GS tiene ahora una nueva imagen más “Adventurera”, con las defensas y los faros suplementarios. Además le acabo de “actualizar” su neumático trasero, que comenzaba a pedir un cambio a gritos.

Actualizar el estado de la ruta del verano. El objetivo esta vez serán los confines de Europa por su lado oriental. Intentaremos pisar Estambul, allá donde Asia y Europa se dan la mano. Como no podía ser menos, el aliciente del viaje será atravesar países tan poco visitados como Albania, Bulgaria o Rumanía. Seguiremos informando.

Actualizar la web, que en pocas semanas sufrirá un cambio en su contenido, dejando atrás el “rumbo norte” del anterior viaje con la F800GS y modernizándose con la R1200GS y su próximo baile por tierras orientales.

Pero de momento, no puedo parar. Y para dar muestra de ello, una pequeña ruta desde Barcelona hasta Peratallada, en Girona. Un fantástico día motero con Belén, y por supuesto con Vicente, Montse y su GTR1400, del que “extraigo” esta foto que me hizo mucha ilusión. Y la semana que viene, más. Carcassonne será el destino. Seguiremos informando, también.

Actualizándome… 100% completado!!